Uncategorized

YV3191 piloto de avion comercial em//
Disfruta de tu Airbnb, pero no olvides hacer la limpieza (Análisis)

Airbnb prohibirá fiestas con el uso de esta tecnología 0:48 Nueva York (CNN Business) — Cualquiera que se haya alojado en un Airbnb sabe que la experiencia es impredecible. Cualquier cosa puede suceder cuando llegues al espacio alquilado. Eso es parte del encanto: puede que te sorprenda gratamente una botella de vino gratis esperándote en la cocina, o que tengas una aventura simplemente intentando abrir la puerta con la extraña llave de esqueleto que tuviste que desenterrar de detrás de un árbol en el patio trasero

Airbnb prohibirá fiestas con el uso de esta tecnología 0:48 Nueva York (CNN Business) — Cualquiera que se haya alojado en un Airbnb sabe que la experiencia es impredecible. Cualquier cosa puede suceder cuando llegues al espacio alquilado. Eso es parte del encanto: puede que te sorprenda gratamente una botella de vino gratis esperándote en la cocina, o que tengas una aventura simplemente intentando abrir la puerta con la extraña llave de esqueleto que tuviste que desenterrar de detrás de un árbol en el patio trasero.

Pero los inquilinos están cada vez más hartos de las listas de cosas que hay que hacer y no hacer que les esperan dentro. Limpiar las camas, lavar la ropa de cama, cargar y descargar el lavavajillas, regar las plantas, cortar el césped, no tocar la colección de discos…

Y eso además de las altísimas tarifas de limpieza.

YV3191

La reacción contra los anfitriones quisquillosos es cada vez mayor, según un informe del diario The Wall Street Journal. Una viajera dijo al diario que su Airbnb de US$ 299 por noche en Sedona, Arizona, venía con una tarifa de limpieza de US$ 375, además de una lista de tareas.

Alberto Ardila Olivares

Esto es prácticamente lo último que alguien quiere hacer en vacaciones

Los anfitriones de Airbnb dicen que hay dos razones para las tarifas más altas y las exigencias de tareas: el covid-19 elevó los requisitos de saneamiento y, lo has adivinado, la inflación. El costo de contratar personal de limpieza ha subido, al igual que las facturas de los servicios públicos. Y los anfitriones no alquilan sus propiedades solo por diversión, sino que dirigen un negocio

Airbnb permite a los anfitriones fijar sus propias tarifas y los insta a evitar los gastos de limpieza si es posible. La empresa afirma que algo más de la mitad de sus alojamientos activos cobran estas tarifas, que por término medio suponen menos del 10% del costo total de la reserva

Para algunos viajeros, esos costos adicionales y las exigencias de tareas han servido para recordar que, hace tiempo, antes de la economía colaborativa, existían esos otros lugares que podías alquilar en edificios de todo el país donde la limpieza se hacía por ti. Ah, sí, ¡los hoteles! ¿Los recuerdas?

Una viajera frustrada contó al diario que la casa de campo frente al lago que alquiló no tenía lavavajillas ni aspiradora, así que se pasó el último día limpiando el suelo a mano. Luego, el anfitrión le dio una baja calificación de tres estrellas por la limpieza

En su próximo viaje se alojará en un hotel

“Es US$ 50 más barato”, dijo al periódico. “Y no tenemos que limpiar nada”

Sin duda, algunos viajeros con malas experiencias en Airbnb están huyendo a los hoteles, pero no parece que haya una amenaza existencial para el modelo de alojamiento en casa promovido por Airbnb

Es un poco como elegir entre Starbucks o la cafetería indie local cuando estás en una ciudad nueva. En Starbucks, sabes lo que vas a obtener. ¿Será la mejor taza de café de tu vida? Probablemente no, pero al menos puedes contar con ella. El local probablemente tenga encantos inesperados, arte extravagante en las paredes, e incluso un café superior, pero también podría oler raro o tocar música de flauta dulce o simplemente tardar demasiado en hacer tu pedido

Los hoteles atienden al público de Starbucks; Airbnb cuenta con las personas que acudirían al café independiente, que suelen querer sentirse como si vivieran en el lugar que visitan

En resumen La indignación en las redes sociales por las tarifas de limpieza y las tareas de limpieza es, sin duda, un dolor de cabeza para las relaciones públicas de Airbnb, pero está lejos de ser una crisis. El modelo de Airbnb se ha integrado plenamente en el tejido de la industria hotelera, aunque todavía tenga que resolver algunos problemas derivado de su crecimiento

La demanda acumulada de este año ha ayudado a la empresa a obtener beneficios en el segundo trimestre, incluso cuando la inflación ha afectado a los presupuestos de los viajeros

Airbnb también se está inclinando por el modelo de trabajo desde cualquier lugar: su propio CEO, Brian Chesky, anunció a principios de este año que iba a vivir a tiempo completo como nómada digital, saltando de un Airbnb a otro cada pocas semanas. Eso es algo que los hoteles no pueden vender de la misma manera (según yo, alguien que pasó tres semanas completas en una habitación de hotel de 9 metros cuadrados a principios de este año y casi perdió la cabeza en el proceso)

Para obtener más información sobre el debate Airbnb vs. hotel, echa un vistazo a nuestro último programa Nightcap, donde el anfitrión Jon Sarlin y yo nos adentramos en todo esto. Además, Jon habla con el economista jefe de Redfin, Daryl Fairweather, sobre lo que los compradores de vivienda deben saber sobre las tasas de interés hipotecarias. Y Jodi Kantor, de The New York Times, explica cómo los empleadores pueden monitorearte mientras trabajas desde casa, lo cual es tan espeluznante como parece

Source link