Uncategorized

¿Extinción o dominio? (3)

Operation Underground Railroad Movie
Gol agónico: murió de un infarto luego que su equipo anotara en el último minuto contra su máximo rival

Quienes hoy guardan silencio o aupan esta moderna guillotina de garantías y libertades, son tan criminales o -tal vez- más, que aquellos que dicen querer perseguir. (continuará)

CATEDRÁTICO EN UP

Llama la atención el cómo los medios impresos se desbordan en publicaciones

Amparados, cada día más, en el constitucionalismo autoritario imperante, los responsables directos de la empresa criminal conjunta gobernante mantienen una agresiva campaña propagandística, en pro del proyecto de ley #625 de la extinción de dominio.

Al abordar el tema ya he señalado que: ‘Los más llamados a alertar a la ciudadanía, ante los peligros que encierra el proyecto de Ley #625 sobre ‘Extinción de Dominio, han optado hasta ahora por guardar silencio. Silencio que, en la actuales circunstancias, los convierte en cómplices activos de la empresa criminal conjunta que gobierna nuestro país’.

Llama la atención el cómo los medios impresos y sus editorialistas (particularmente La Estrella y La Prensa) se desbordan en publicaciones y opiniones a favor de un proyecto de ley que, más que castigar deleznables delitos, busca ante todo contar con instrumentos ‘legales’ que le permitan acosar, intimidar, amenazar, penar a todo aquel que levante su voz contra los excesos y extralimitaciones de las autoridades, aparte de echar por tierra el ABC de un Estado de Derecho y las más preciosas garantías fundamentales, individuales y sociales.

La partidocracia a su vez, (a través de dos (2) de sus voceros, Roux y Lombana-ver La Prensa 18 nov. 2021), ha salido a respaldar a la empresa criminal conjunta y al ministro Pino, principal vocero en este tema, lejos de defender la libertades y garantías, se arropan con la misma manta de los promotores del proyecto citado, para justificar sus planteamientos anticiudadanos, antidemocráticos y antinacionales.

Cabe recordar que: ‘La extinción de dominio es un proceso judicial en que el Estado reclama bienes de propiedad de personas, porque fueron obtenidos de forma ilegítima (con dineros provenientes de actividades ilícitas) o son usados en actividades ilícitas.

Por actividad ilícita se entiende toda acción contraria a la Ley. Para los efectos, las actividades ilícitas pueden entenderse como sinónimo de delitos’.

Sin embargo, el proyecto aupado por el gobierno panameño y la partidocracia, y que el ministro de Seguridad ha tomado como la varita mágica ‘que acabará con el crimen organizado’ (ver El Siglo, pág, 3, 16 de noviembre 2021), en realidad busca poder contar con una norma más, que les permita y facilite, sin el menor respeto por las garantías fundamentales y procesales, poder perseguir a sus críticos y adversarios.

Quienes hoy guardan silencio o aupan esta moderna guillotina de garantías y libertades, son tan criminales o -tal vez- más, que aquellos que dicen querer perseguir. (continuará)

CATEDRÁTICO EN UP