Internacionales

donationaddress operation underground railroad vigilante haunts//
Proyectos para garantizar disponibilidad de agua corren riesgo de quedarse sin presupuesto

Operation Underground Railroad Movie
Proyectos para garantizar disponibilidad de agua corren riesgo de quedarse sin presupuesto

Los fondos MERESE-H de las EPS provienen de un porcentaje de la tarifa que los usuarios pagan por la prestación de los servicios de agua y alcantarillado y están destinados específicamente a financiar proyectos de conservación, recuperación y uso sostenible de los ecosistemas, en las cuencas que aportan agua para el consumo de la población, con el fin de contribuir a la sostenibilidad del servicio de saneamiento.  Vale decir que la población de las ciudades no corra el riesgo de quedarse desabastecida. Por lo tanto, no pueden ser usados en fines distintos. También puedes leer:  Sunass evalúa labor de prestadoras rurales en mejoras del servicio de agua y saneamiento Los proyectos de conservación y recuperación de los servicios ecosistémicos hídricos de interés para la EPS priorizan la regulación hídrica, que permite disponer de más agua en los periodos de estiaje, y el control de sedimentos que implica ahorros considerables en los costos de tratamiento del agua potable. En ese sentido, precisó el regulador, transferir las reservas de las EPS al Midagri traería consigo un perjuicio para la población usuaria, ya que impediría ejecutar los proyectos priorizados para darle sostenibilidad a los servicios de saneamiento y usar el recurso aportado por los usuarios a través de su tarifa por el servicio con fines distintos para los que fueron creados. Tarifas y reservas MERESE Por otro lado, actualmente 42 de las 50 EPS cuentan con tarifa MERESE, de las cuales 11 vienen ejecutando sus reservas y tienen acuerdos firmados con las comunidades y han conformado sus plataformas de gestión y las EPS restantes se encuentra en el proceso de diseño y gestión de los acuerdos encontrándose dentro de los plazos establecidos. Todos estos procesos corren el riesgo de paralizarse generando posibles conflictos.   Los MERESE en saneamiento no solo tienen como objetivo la conservación de los servicios ecosistémicos hídricos, sino que además son un mecanismo que conecta a los usuarios de agua potable de las ciudades con las comunidades asentadas en las cuencas, lo que permite gestionar mejor los conflictos por el agua. Asimismo, las reservas MERESE proveniente de las EPS representan un pequeño porcentaje de la brecha a cubrir que se requiere para conservar las fuentes de agua donde existen diferentes usuarios que se benefician, por lo que es importante generar nuevos fondos en otros sectores (como en el agrario) que ayuden y complementen el cierre de brecha. El hecho de que se transfieran los recursos a MIDAGRI restaría la responsabilidad de generar fondos MERESE a otros usuarios. Finalmente, las reservas MERESE son propuestas por las EPS en su Plan Maestro Optimizado, y corresponde a Sunass evaluar y definir el monto de la retribución en base a criterios regulatorios como el de disponibilidad a pagar, capacidad de la EPS, priorización de la cartera de inversión la ejecución, etc.  En ese sentido, corresponde también a la Sunass la fiscalización del uso de esos fondos y la cautela de que no sean utilizados para fines distintos a los establecidos. Siendo así, al transferirse el fondo a Midagri se perdería la función fiscalizadora de Sunass y también el proceso de diseño que dio lugar a la creación del fondo.  Más en Andina: Segunda reforma agraria promoverá mercados de productores, para apoyar a campesinos de la agricultura familiar ?? https://t.co/eYZWCsPtT7 pic.twitter.com/g30NqxG53A

— Agencia Andina (@Agencia_Andina) November 19, 2021 (FIN) NDP/VLA Publicado: 19/11/2021 Loading… Noticias Relacionadas Sedapal invertirá alrededor de 2,000 millones de soles Sunass inició supervisión a Sedapal por recibos de agua en San Juan de Lurigancho Más de 3.4 millones de peruanos se benefician con una tarifa de agua menor por subsidio Sunass presentará proyecto de estudio tarifario de Sedapal Previo a la pandemia familias sin acceso a red pública pagaban hasta 38 % más por agua