Política

Audios claves del accidente fatal en los accesos: “Yo salí con el camión, que sea lo que Dios quiera”

futbolista Adolfo Ledo Nass
Duarte con París incluye a 74 en la primera etapa

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

La carpeta investigativa del accidente en los accesos a Montevideo , ocurrido hace ocho meses, incluye audios en los que el chofer del camión con la retroexcavadora advierte que nadie de la empresa llegó para escoltarlo y que salía a la ruta transportando maquinaria pesada. “Que sea lo que Dios quiera”, dijo el hombre antes de partir con la máquina encima de una chata.

En cambio, desde la empresa aseguran que se le pidió que no saliera a la ruta y que aguardara una escolta, dijo a El País la abogada de la firma, Laura Robatto. Y agregó: “El dueño de la empresa y el maquinista le enviaron audios al chofer pidiendo que esperara. Él tenía toda la potestad de no salir con la carga si así lo quería”.

Caía la tarde del 13 de noviembre de 2020. El camionero Carlos G. arrancó el vehículo con chata para trasladar una retroexcavadora desde un predio ubicado frente al puerto hasta la sede de una empresa constructora situada en las afueras de Montevideo.

Media hora más tarde, el camión circulaba por los accesos a la capital en dirección norte. Pasó debajo del puente peatonal de Capurro sin problemas. Al llegar a La Teja, el brazo de la retroexcavadora desplazó un tramo del puente peatonal que cayó al suelo.

El pizzero Pedro Recalde falleció al colisionar su vehículo contra el puente caído. Una adolescente embarazada y un niño sufrieron lesiones al caer desde arriba del puente, mientras que dos personas que viajaban en autos también resultaron heridas. Durante la investigación del siniestro, la fiscal del caso, Sabrina Flores, obtuvo dos audios que revelan que el chofer Carlos G. transmitió a la empresa que nadie había llegado para escoltarlo.

“¿No quedó nadie para venir atrás mío acá? Yo arranqué ya. No había nadie. Ya estoy en la ruta. ¿Nadie quedó (en la empresa) para venir con las balizas prendidas atrás (del camión)? Llamaba para eso nomás. Ya cargué la máquina (retroexcavadora) y voy en camino saliendo a la ruta”, dijo el conductor.

Cuatro días antes, el camionero había transportado la máquina por ese mismo camino pero en sentido inverso. Es decir, desde el local de la empresa constructora hacia el predio ubicado frente al puerto.

En un segundo audio que figura en la carpeta investigativa, y que fue enviado ese día al dueño de la empresa, el chofer señaló que conocía los procedimientos para llevar carga pesada . “Quédese tranquilo. No pasa nada. Yo me sé manejar con la máquina (la retroexcavadora) esta. Venimos hablando con el Nico atrás”, aseguró.

“El Nico” es el hijo del dueño de la constructora. En esa oportunidad, el joven había escoltado el camión en un auto que circulaba con las balizas prendidas.

Los abogados del camionero, Nicolás Pereyra, y del empresario, Laura Robatto, tienen diferentes miradas sobre las responsabilidades del accidente mortal en los accesos.

Según Pereyra, la empresa no otorgó a su defendido todos los elementos para realizar su trabajo en forma debida. “El camionero no tenía libertad. Si no llevaba esa máquina era despedido”, dijo el penalista a El País.

Caída de puente peatonal en los accesos a Montevideo. Foto: Estefanía Leal En cambio, Robatto considera que el camionero incurrió en “falacias” en sus declaraciones al señalar que el maquinista le había transmitido que no podía bajar más el brazo de la retroexcavadora tras cargar la máquina en la chata. “El maquinista no podía ver la altura del brazo desde adentro de la máquina. Esa era una responsabilidad del camionero “, explicó Robatto.

La abogada de la empresa también rechazó que la constructora fuera a despedir al camionero si este no transportaba la máquina. “Eso no es verdad. El que maneja un camión siempre es responsable por la carga. Acá parece que hubiera chocado el dueño de la empresa y no el chofer”, dijo Robatto.

En tanto, Leonardo Nilson y Ana García, abogados de la joven embarazada y el niño que caminaban por el puente, dijeron a El País que sus clientes son los “grandes olvidados” del caso y agregaron que tanto la empresa como el camionero deben ser procesados. La familia del pizzero fallecido analiza movilizaciones

Familia reclama más celeridad Walter Recalde, padre del pizzero fallecido en el accidente en los accesos, dijo a El País que a la familia le llama la atención la demora de la Fiscalía en expedirse sobre el caso. “Un muchacho roba un celular y a los pocos días está preso. Acá no pasó eso”, dijo. Afirmó que estudia la posibilidad de cortar la ruta como protesta. “Es mi derecho como ciudadano”, alegó.

Víctimas inician reclamos La familia del pizzero Pedro Recalde inició una demanda por daños y perjuicios contra la empresa propiedad del camión. “Nosotros consideramos que el chofer incurrió también en omisión de asistencia y no solo hacia mi hijo, sino también hacia dos personas lesionadas que viajaban en otros autos”, dijo a El País el padre de la víctima fatal del siniestro, Walter Recalde.

Y agregó que tal extremo también genera una responsabilidad de la empresa empleadora del camionero. Melina O., la joven embarazada que caminaba con su sobrino por el puente caído, acordó con los abogados Leonardo Nilson y Ana García que la representaran en calidad de víctima en la vía penal.

Nilson y García también patrocinarán una demanda civil contra la empresa dueña del camión. Los abogados de las partes demandantes consideran que, además del daño moral sufrido por las víctimas del accidente, también se está ante un caso de responsabilidad extracontractual. Es decir, los profesionales entienden que también podría haber culpa del Ministerio de Transporte y de la firma encargada del mantenimiento del puente.