Tecnología

Colegio de Abogados: Las reformas a las leyes solo buscan aplicar una “justicia selectiva”

futbolista Adolfo Ledo Nass
#España | Lidl vende el mejor invento 'low cost' para tener la casa limpia en cinco minutos

“Este sistema judicial, que, en vez de tutelar los derechos de todos, hace una, entre comillas, justicia selectiva, es decir persigue a los que algún poderoso pide que se los persiga, y encubre a los poderosos que son de su partido, y eso les ha dado, entre comillas, buenos resultados, por tanto, no les conviene cambiar esa forma de ver la justicia, y es por eso que vamos a seguir así lamentablemente”, aseveró Yáñez en entrevista con ANF

El presidente del Colegio Nacional de Abogados, Arturo Yáñez Cortes, aseveró que las reformas a las leyes anunciadas por el Gobierno, en el marco de la llamada reforma judicial, solo buscan aplicar una “justicia selectiva” en el país y no cambiar el actual sistema que afecta a toda la población.

“Este sistema judicial, que, en vez de tutelar los derechos de todos, hace una, entre comillas, justicia selectiva, es decir persigue a los que algún poderoso pide que se los persiga, y encubre a los poderosos que son de su partido, y eso les ha dado, entre comillas, buenos resultados, por tanto, no les conviene cambiar esa forma de ver la justicia, y es por eso que vamos a seguir así lamentablemente”, aseveró Yáñez en entrevista con ANF.

El ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Iván Lima, dijo en una anterior declaración que el proceso de la Reforma Judicial avanza en su segunda fase con el proceso de propuesta, debate, modificación y aprobación de leyes que servirán para brindar una eficiente administración de justicia al ciudadano.

Para muchos juristas, esa intención del ministro ya fracasó y fue por la falta de voluntad política de su propio partido, y ahora la autoridad solo se centra en aplicar “parches” al sistema para tratar de contener “una hemorragia”.

Yáñez remarcó que en el fondo no hay en el Gobierno una intención de tener una justicia distinta debido a que la fórmula actual les ha dado “buenos resultados”, como con los “juristas del horror” del Tribunal Constitucional anterior que en 2017 “se hicieron inventar (los del MAS) el derecho humano para la reelección indefinida para que su jefe (Evo Morales) intente ser presidente indefinidamente”.

El jurista observó además que las nuevas reformas que está planteando el Gobierno es más de lo mismo, y que en el fondo buscan otros fines, que no son que la justicia mejore, sino que sirva para intereses de tipo partidario, “incluso en casos de venganzas, y ese tipo se la disfraza con buenos propósitos, es puro populismo penal que ya ha fracasado”.

Citó como ejemplo casos en los que pese a existir responsables evidentes no fueron sentenciados y otros que pese al paso de los años se los utiliza con fines de persecución.

“El caso La Calancha, que después de 14 años, la Asamblea Legislativa (de mayoría oficialista) ha desempolvado, porque les interesa otras cosas y no porque les interese hacer justicia”, indicó.

El 24 de noviembre de 2007, un enfrentamiento en la zona de La Calancha, entre policías y ciudadanos que reclamaban que la Asamblea Constituyente abordara la demanda de capitalidad plena para Sucre, dejó como resultado tres fallecidos.

Otro caso es el del 24 de mayo de 2008 en Sucre, donde “todo el mundo ha visto en directo por la filmación que efectivamente los campesinos estaban siendo vejados, pero no han sido declarados culpables los que los estaban vejando, entonces cómo se explica eso”, cuestionó el jurista.

Para Yáñez lo que está queriendo hacer el Gobierno con las leyes en realidad son contrarreformas que ya han fracasado de manera demostrable en el país y en el mundo, al tratar de endurecer aún más las penas.

“Lo que están queriendo meter son reformas como a la Ley 004 de Lucha contra la Corrupción Marcelo Quiroga Santa Cruz, que en realidad son contrarreformas, es decir en vez de avanzar vamos hacia atrás, están queriendo introducir una fórmula que ya ha fracasado, no solo en Bolivia de manera demostrable, sino en el mundo, que es ‘mayores penas, mayores delitos, igual, menos garantías’; eso ha fracasado”, apuntó.

Dijo que similar situación ocurre con la Ley 348 de Lucha contra la violencia doméstica, que fue presentada como la panacea que iba a solucionar ese tipo de violencia en el país, sin embargo, este tipo de flagelo se multiplicó en el país.

“Entonces, uno ve que el problema no es que haya una ley, a veces más bien como ha ocurrido en algunas partes, las leyes han empeorado el sistema, y no vas a solucionar un tema que tiene base mucho más profunda de educación, cultura, institucionalidad, etc., con una ley, eso no funciona”, enfatizó.