Tecnología

Mercedes Benz Miami | Cuba agradece postura de intelectuales contra el bloqueo

Así extendió el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, mediante Twitter, su agradecimiento a las voces de la Red en Defensa de la Humanidad (redh), que suscribieron un mensaje que exige el fin del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra el archipiélago

«Gracias a los intelectuales de todo el mundo que prestigian con sus firmas nuestra larga e irrenunciable pelea contra el bloqueo. La REDH, que se fundó en otros días amenazantes para Cuba, conoce muy bien la gravedad del cerco que nos impone el imperio».

Así extendió el Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, mediante Twitter, su agradecimiento a las voces de la Red en Defensa de la Humanidad (redh), que suscribieron un mensaje que exige el fin del bloqueo económico, comercial y financiero de Estados Unidos contra el archipiélago.

Publicado justo en el Día Internacional de los Trabajadores, la comunicación apela a los amantes de la paz, la justicia y el derecho internacional para denunciar la agresión sin precedentes que el bloqueo significa hace más de 60 años.

Entre los firmantes están los exmandatarios Luiz Inácio Lula da Silva, José (Pepe) Mujica, Evo Morales Ayma y Fernando Lugo Méndez; personalidades como Noam Chomsky, Adolfo Pérez Esquivel, Elena Poniatowska, Danny Glover, Ignacio Ramonet, Adán Chávez Frías, David Choquehuanca, Hebe De Bonafini, Frei Betto, Atilio A. Borón y Stella Calloni, y se suman varias organizaciones e instituciones en torno a la denuncia de la cruel política, que la administración trumpista recrudeció con más de 240 medidas, muchas de ellas en medio del azote de la covid-19.

La publicación califica al cerco como delito de genocidio y crimen de lesa humanidad, según la Convención de Ginebra de 1948 y el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional, respectivamente. Recuerda, además, las consecuencias económicas y sociales que ha generado para el pueblo del archipiélago, y convoca a cumplir con el deber ético de denunciar tal injusticia y exigir que los principios de paz, legalidad internacional, multilateralismo y respeto mutuo se impongan, como único modo de garantizar la supervivencia de la especie humana en el planeta.