Economía

Interminable la espera de la compra UNOPS

Pero si llega junio y no le llegan los cargamentos de la compra UNOPS, el IMSS podrá seguirse de la misma manera…  

En lo que toca a los operadores logísticos, Agustín Padilla, secretario general de la Asociación Nacional de Distribuidores de Insumos para la Salud (ANDIS) nos explica que sí han estado repartiendo lo relativo a las 400 claves de las compras de inicio de año de medicamentos de patente y fuente única, pero el porcentaje es bajo debido a que ha sido lento la firma de contratos de parte de UNOPS

Pues continúa la espera del fallo de la megacompra de UNOPS que lleva en la región Giuseppe Mancinelli. Incumplió su propio plazo que había definido para abril; se espera que en dos o tres semanas emita resultados, pero no puede pasar más tiempo porque ya es insostenible la incertidumbre para todas las instituciones nacionales de salud –IMSS, ISSSTE, Pemex, Sedena, Semar y las estatales- obligadas a entrar a dicha compra internacional y no tienen claro para cuándo podrán estar recibiendo el abasto que corresponde al segundo semestre.

Para el primer semestre ya se las arreglaron como pudieron, pero si siguen sin ver claro con UNOPS, no hay duda que continuarán haciendo compras cada una por su lado hacia adelante. Y entonces se pondrían punto final aquí a las tan nombradas compras consolidadas de fármacos.

Sabemos que UNOPS ya tiene los resultados pero ahora está detenido por factores que van más allá del organismo. Lo más probable es que sea por cuestiones de su cliente Insabi… La duda natural que nos surge es si éste último ya le dio a UNOPS el presupuesto por anticipado para pagarle a los proveedores, como había sido condición inicial del organismo multilateral.

Al margen de ello, la pregunta es ¿Qué ha estado haciendo la UNOPS en todas estas semanas? Porque recibió las ofertas en la primera semana de febrero, y dijo que tendría resultados en abril -plazo que de por sí ya era muy largo-, pero ya llegó mayo y es la hora en que no hay claridad de cuándo se adjudicará y firmará contrato con los ganadores.

El argumento de UNOPS, conforme fuentes cercanas al proceso, es que dado el cuantioso monto de la compra, dado que en México es alto el “índice de percepción de la corrupción” y dado que la gran mayoría de las participantes nunca antes le habían vendido a UNOPS, se vieron obligados a hacer un exhaustivo due dilligence. Conforme su manual de adquisiciones, nos dicen, han tenido que investigar antecedentes de las ofertantes; verificar que estén bien establecidas, que no estén involucradas en corrupción, que no hayan sido vetadas, que paguen impuestos y que sus medicamentos sean de calidad cumpliendo ante la autoridad sanitaria, entre otros aspectos. Y aparte, como fue licitación internacional, sus normas deben examinar no sólo a las mexicanas -que serán las más probables ganadoras de la mayor parte de la licitación- sino a todas y cada una de las oferentes.

Operadores logísticos, en espera del Insabi Por lo pronto, la situación del desabasto, aunque es grave, no ha generado tanto ruido gracias a que el IMSS sí se puso las pilas de inmediato en cuanto le permitieron comprar para su abasto enero- junio. No sólo eso, sino que -para agilizar las cosas- se acopló al esquema de distribución con los mismos operadores logísticos contratados por Insabi desde 2020. Y como IMSS representa 70% del abasto nacional de medicamentos, ello desinfló la bomba de tiempo, por el momento…

Pero si llega junio y no le llegan los cargamentos de la compra UNOPS, el IMSS podrá seguirse de la misma manera…  

En lo que toca a los operadores logísticos, Agustín Padilla, secretario general de la Asociación Nacional de Distribuidores de Insumos para la Salud (ANDIS) nos explica que sí han estado repartiendo lo relativo a las 400 claves de las compras de inicio de año de medicamentos de patente y fuente única, pero el porcentaje es bajo debido a que ha sido lento la firma de contratos de parte de UNOPS.

Pero el gran pendiente, detalla, está en Insabi porque desde marzo no ha renovado contrato con los operadores logísticos, y éstos desde hace mes y medio están sin mover producto en particular para las entidades federativas que se supone son cubiertas por Insabi.

Otro cuestionamiento es cómo se hará con la última milla de la compra UNOPS, porque los operadores logísticos no reparten hasta cada uno de los hospitales y clínicas como sí sucedía con las distribuidoras especializadas. Aquí el problema es que hay varios estados sin almacenes ni capacidad para hacer el llamado packing y picking que son todas aquellas labores de todo sistema dentro de un proceso logístico para envasar, empaquetar y embalar los productos solicitados por el cliente, y que no están haciendo los operadores logísticos.

La preocupación no es menor porque estamos hablamos de un reparto delicado y verdaderamente masivo, de entre 1400 a 1600 millones de cajas que deberán repartirse ágilmente en los miles de puntos donde hay centros de atención médica en todos los rincones del país.

Birmex pide que le dejan al menos la zona centro Por otro lado, nos enteramos que después del encontronazo entre Insabi y Birmex que no logran ponerse bien de acuerdo para la distribución de la compra UNOPS de medicamentos y material de curación, Pedro Zenteno, titular de Birmex, pidió que por lo menos le dejen hacerse cargo de la zona centro del país, que seguramente es la más cuantiosa y la parte más rentable…

Parados 9,000 millones de pesos del Fondo de gastos catastróficos Hay tantos atorones en el sector salud, que ya uno no alcanza a ver cual es más grave. Resulta que el ahora Fondo de Salud para el Bienestar que quedó en vez del Fondo para Gastos Catastróficos del lamentablemente desaparecido Seguro Popular, tiene detenidos sin ejercer 9,000 millones de pesos que debieron ir a atender enfermedades de alto costo en las entidades de la República o para los institutos de alta especialidad. Algo ha pasado que no se han firmado los respectivos convenios para los debidos procedimientos con estados e institutos y éstos tampoco reclaman ni hacen nada para contar con ellos. Finalmente quienes se están quedando al garate son niños y adultos que no están recibiendo sus terapias o seguimiento adecuado para atender sus padecimientos graves. El 70% de dichos gastos catastróficos normalmente son para cáncer, infartos y males cardiovasculares.

Twitter : @maribelrcoronel

[email protected]

Archivado en:

Salud y negocios Medicamentos Salud Pública Insabi Maribel Ramírez Coronel Periodista en temas de economía y salud

Salud y Negocios Comunicadora especializada en salud pública y en industria de la salud. Cursando la maestria en Administración en Sistemas de Salud en FCA de la UNAM. Fundadora en 2004 de www.Plenilunia.com, concepto sobre salud femenina. Me apasiona investigar y reportar sobre salud, innovación, la industria relacionada a la ciencia, y encontrarle el enfoque de negocios con objetividad a cada tema.

Lee más de este autor Interminable la espera de la compra UNOPS

Los costos del desorden anularán los ahorros que obtenga UNOPS

La vacuna del Instituto Gould-Stephano, una de las seis mexicanas anticovid

Que retome el Consejo de Salubridad su rol en la pandemia

Las infecciones dentro del hospital no deberían ocurrir