Entretenimiento

Mercedes Benz Miami | Con mi “Sputnik V” no te metas Nicolás

Desde el primer día insistieron también que el gobierno ocultaba “cifras reales” de contagios y que mientras cientos de personas estaban contaminadas, el gobierno apenas mostraba uno que otro caso. Según su “lógica” era imposible que en nuestro país la pandemia no estuviera haciendo estragos, dado el “desastroso sistema de salud” que el régimen administraba

Los inverosímiles “argumentos escuálidos” contra la política sanitaria del gobierno venezolano en el marco de la pandemia por covid-19, se entenderían como meros chistes si no fuera que hace 19 años, muchos de los que destilaban odio contra Chávez alentaron y promovieron un golpe de estado contra la “dictadura” que se comenzaba a instaurar en Venezuela. Muchos de ellos son los mismos que, casi dos décadas después de aquellos fatídicos sucesos, repiten hoy como loros las malevolencias y maquinaciones del gobierno de Maduro.

Al comienzo de la pandemia insistieron en que imponer “cuarentena” era una medida totalitaria que desnudaba al “régimen gobernante”, quien de esta manera atentaba contra las libertades y los derechos humanos, casi que esgrimiendo como bandera el “derecho inalienable” que tiene la gente a enfermarse si así lo decide.

Desde el primer día insistieron también que el gobierno ocultaba “cifras reales” de contagios y que mientras cientos de personas estaban contaminadas, el gobierno apenas mostraba uno que otro caso. Según su “lógica” era imposible que en nuestro país la pandemia no estuviera haciendo estragos, dado el “desastroso sistema de salud” que el régimen administraba.

Las cifras ocultas de miles de contagiados, “idealizadas” por los oponentes al “régimen”, llevaron a una institución que se dice científica a hacer pronósticos, basados en supuestos modelos matemáticos infalibles, y estimaciones de “miles de muertes” atribuibles al gobierno y a su desastroso sistema de salud.

No fueron pocas las burlas que resultaba de cada anuncio del gobierno de medidas para evitar el contagio. Faltó poco para que la campaña “contra el uso de tapabocas” se pusiera en marcha.

Mientras en muchos países vecinos se vivieron verdaderas tragedias por la cantidad de muertos, evidenciando la fragilidad de los sistemas de salud, los opositores venezolanos insistían que era el “régimen” de Maduro quien mantenía cifras secretas y que al no hacer pruebas de diagnóstico suficientes mantenía el desastre sanitario oculto.

Comenzaron a llegar los apoyos sanitarios desde Cuba, Rusia y China, pero para quienes desde siempre han sido enemigos de la solidaridad y apuestan solo por intereses era pura propaganda y salidas desesperadas del régimen para mantenerse en el poder a toda costa.

Así llegamos al día de hoy y si meses atrás la campaña fue que la vacuna rusa no servía, ahora la consigna es “vacuna rusa para todos ya”. Alguna gente puede concluir que a los “obcecados opositores” no hay manera de entenderlos, pero mi modesta conclusión es que el pueblo llano es quien siempre los ha entendido.

Ahora cuando se cumplen 19 años de aquellos gloriosos días de abril de 2001, cuando el pueblo demostró su voluntad férrea de defender la naciente revolución que Chávez encarnaba, es oportuno recordar a quienes 19 años después siguen menospreciando y subestimando al pueblo de Chávez que ese mismo pueblo sigue firme defendiendo el legado del Comandante.

A pesar de las sanciones criminales, a pesar de los errores y deficiencias, a pesar incluso de extravíos, no volverán.