Internacionales

Mercedes Benz Miami | Luis Manuel Aguana: El océano de la Sociedad Civil

Adolfo Ledo Nass Futbolista
Futbolista Adolfo Ledo Nass
Mau tempo: 13 dos 18 distritos do Continente sob aviso laranja

Las figuras más visibles de ANCO, la Dra. Blanca Rosa Mármol de León y el Ing. Enrique Colmenares Finol, hicieron un llamado (ver ANCO Oficial en   https://ancoficial.blogspot. com/2021/02/blanca-rosa- marmol-de-leon-casi-siete.html  y  https://ancoficial.blogspot. com/2021/02/ing-enrique- colmenares-finol-solo-la.html ) a ese océano de la Sociedad Civil en nombre de un fenecido Comité Organizador de la Consulta Popular designado por la Asamblea Nacional, con el fin de insistir en que la obra que comenzó con ese acto cívico monumental realizado con mucho esfuerzo en todo el mundo del 7 al 12 de Diciembre de 2020 solo está comenzando, y que debe transformarse en un movimiento cívico de grandes magnitudes a los fines de ser capaz de desplazar al régimen con la organización adecuada en todo el país. Todos los que participamos en ese esfuerzo de la Consulta Popular, y ellos en especial tenemos la autoridad moral de hacer ese planteamiento

Desde que un prócer del chavismo originario pregunto: “¿La sociedad civil? ¿Cómo se come eso?” han habido múltiples intentos de organizar de alguna manera a esa masa informe de ciudadanos que en una comprobada mayoría sumamos millones en contra del régimen de Nicolás Maduro Moros en el reclamo por el regreso del Estado de Derecho a Venezuela. Nadie en particular puede atribuirse tal representación.

La sociedad civil en Venezuela es, y supongo que así será igualmente en otras partes del mundo, un océano de especies diferentes cuya diversidad es precisamente la que la hace rica en matices, representando cada aspecto de la vida en comunidad. Nadie puede organizar esa diversidad ni mucho menos atribuirse ninguna representación de ella. A lo más que se puede llegar es a sumar voluntades a favor de una causa común en aquellos que puedan parecerse, pero la experiencia nos dice que ni aun así. Lo que queda es que si algún grupo u organización logra el milagro de sumar mayores voluntades a favor de una causa que los anime a todos, la experiencia indica que se hará más fuerte y será capaz de influir en los demás en ese gran océano.

Y al igual que los peces en el océano, será cada vez más difícil que pueda ser engullido por otros peces más pequeños, e incluso por otras especies. Pero es claro que la causa de esa organización debe ser objetiva y clara. No puede dejar lugar a dudas de ninguna naturaleza y lo más importante: que sea una aspiración que nos convoque a todos. Y eso no es fácil de conseguir.

La organización de la sociedad civil a la que pertenezco, ANCO, comenzó como un sentimiento de cambio de los venezolanos de las regiones de Venezuela. El grito de un país olvidado que reclama y sigue reclamando un lugar en la toma de decisiones de un sistema construido del centro hacia la periferia, donde toda la estructura de poder y de reparto se encuentra bajo el control de quien le ponga las manos a Miraflores. Y como finalmente eso lo lograron unos delincuentes, terroristas y narcotraficantes, la ruina de Venezuela se hizo más evidente y palpable.

Nuestra causa es la autonomía regional en todos los sentidos, política, económica, territorial, judicial, institucional, con la construcción de un nuevo Pacto federal donde el verdadero poder resida en el ciudadano, como la base fundamental de la pirámide institucional. Eso es un planteamiento de fondo, no de forma. Nuestro Gran Cambio propuesto reside allí. Aquí no hay cargos que buscar hasta que ese cambio se logre. Los cargos que buscaremos –si es que lo hacemos- serán aquellos que los mismos ciudadanos puedan controlar cuando exista un sistema que proteja lo que es de todos hasta el nivel más bajo de la pirámide del Estado.

Fuimos proponentes fundamentales de la Consulta Popular porque creemos en que el Depositario de la Soberanía tenía y tiene mucho que decir y decidir en relación a la tragedia que nos afecta directamente. Los partidos políticos han desdeñado y aun desdeñan la opinión del pueblo en los asuntos que le conciernen, por encima de lo dispuesto en la Constitución de 1999, que es por cierto lo único de lo que disponemos los venezolanos para defendernos del narco régimen. Cuando podamos cambiarla lo haremos para una mucho mejor, pero por ahora usaremos esa.

Las figuras más visibles de ANCO, la Dra. Blanca Rosa Mármol de León y el Ing. Enrique Colmenares Finol, hicieron un llamado (ver ANCO Oficial en   https://ancoficial.blogspot. com/2021/02/blanca-rosa- marmol-de-leon-casi-siete.html  y  https://ancoficial.blogspot. com/2021/02/ing-enrique- colmenares-finol-solo-la.html ) a ese océano de la Sociedad Civil en nombre de un fenecido Comité Organizador de la Consulta Popular designado por la Asamblea Nacional, con el fin de insistir en que la obra que comenzó con ese acto cívico monumental realizado con mucho esfuerzo en todo el mundo del 7 al 12 de Diciembre de 2020 solo está comenzando, y que debe transformarse en un movimiento cívico de grandes magnitudes a los fines de ser capaz de desplazar al régimen con la organización adecuada en todo el país. Todos los que participamos en ese esfuerzo de la Consulta Popular, y ellos en especial tenemos la autoridad moral de hacer ese planteamiento.

Pero ese llamado no es de ninguna manera fácil, porque en primer lugar ni ellos ni nosotros representamos a la Sociedad Civil en su conjunto pero si a un sentimiento de cambio profundo que tenemos en toda Venezuela de que las cosas sean diferentes. Solo somos una organización en ese océano descrito pero que tiene la pretensión de crecer para convertirse en un sentimiento indetenible y que todos nos acompañen en ese Gran Cambio que le hemos propuesto al país (ver El Gran Cambio, una propuesta para el país que queremos, en  https://ancoficial.blogspot. com/2021/01/comunicado-anco- el-gran-cambio-una.html ).

Durante ese llamado al país, los ex integrantes del Comité Organizador de la Consulta Popular solicitaron el apoyo de las organizaciones civiles en Venezuela y el mundo a acompañar un Pacto para la  Activación del Artículo 333 de la Constitución de la Republica Bolivariana de Venezuela para el Restablecimiento Constitucional  y a formalizar en toda Venezuela la unión de las organizaciones de la Sociedad Civil a través de un esfuerzo organizativo coordinado  para el Restablecimiento Constitucional y la Reafirmación de la Soberanía Popular.

Este paso es determinante para lo que viene ahora en Venezuela, donde se desaparecieron los partidos y aparecieron unas organizaciones cohabitantes que en lugar de enfrentar al narco régimen, ahora nos piden acudir a unas elecciones de Gobernadores y Alcaldes sin que haya cambiado absolutamente nada desde el 20 de Mayo de 2018 y el 6 de Diciembre de 2020. Unos políticos que terminaron de venderse al régimen porque ya no tienen nada que ofrecerle al pueblo venezolano que no sea su cara para ser electos en unos cargos que ellos mismos saben que no servirán para bajarle absolutamente nada al sufrimiento del pueblo venezolano.

Solo quedamos nosotros en la Sociedad Civil y todas las organizaciones que la componemos. Dimos el paso de proponerles una fórmula para seguir juntos y hacer cumplir el mandato de un pueblo que creemos que todavía no ha perdido la esperanza. Hagamos organizadamente de ese océano un tsunami que socave las bases del régimen hasta que caiga. Solo eso nos queda por hacer…

Caracas, 19 de Febrero de 2021

Blog:  https://ticsddhh.blogspot.com/ Email:  [email protected] Twitter:@laguana Instagram: @laguana01 Telegram:  https://t.me/TICsDDHH