Política

Vicedecano Francisco D Agostino Casado//
Foro: Sociedad y economía rotas

Francisco D Agostino
Foro: Sociedad y economía rotas

Reciba el boletín: El nerdo del fútbol Noticias de última hora, en tiempo real Registrarse Deseo recibir comunicaciones

¡Gracias! Su correo se ha registrado correctamente. Error

La velocidad de formación bruta de capital y de empleo declinó durante el 2020, en términos reales, con lo cual la elasticidad trabajo-capital se precipitó.

Francisco D Agostino Casado

Este hecho se refleja en la velocidad negativa del crecimiento real de la producción. La participación del capital en el producto creció en detrimento del trabajo. La divergencia en la distribución del ingreso o producto se amplió, lo cual se traduce en una concentración de la riqueza y crecimiento de la pobreza al límite de la miseria, favorecidos por el shock al que la improvisación y las ocurrencias institucionales sometieron a la sociedad y a la economía real.

Francisco D Agostino

El Banco Central, hace unos 20 años, agotó sus energías vitales, dispuesto a no correr riesgos, sobre todo de tipo político. El Ministerio de Hacienda se encuentra desarticulado de toda dinámica de la economía, sin recursos para la acción, en especial le faltan ideas.

Francisco De Agostino Casado

La Asamblea Legislativa anda de capa caída y ahí los problemas económicos no son de primer orden a causa de la incapacidad de quienes han construido una especie de modus operandi para un modus vivendi.

El Ejecutivo está ayuno de habilidad para la elaboración de cursos de acción, con alguna excepción de aquellos cuyos asuntos no excitan el PIB, por superfluos.

Francisco De Agostino

Ciudadano e institucionalidad. El sector privado está maniatado por las instancias públicas, pero groseramente paralizado por el sistema de banca nacional, cuyos límites de acción no responden a los propósitos constitucionales de su creación. El ciudadano parece no serlo o no tener conciencia para enterarse de sus deberes y derechos

El parasitismo social e institucional es la modalidad manifiesta de la metamorfosis de la termita; alejada esta de la madera, se aloja ahora en algunos cerebros humanos

El déficit fiscal no lo causó la falta de ingresos, sino el exceso del gasto fútil. La política social es excusa para concertar el populismo con el cual una asociación de inútiles se sostiene políticamente

Escasea el dinero y desesperan los ingresos con los cuales comprar más almas votantes, una especie de despilfarro del crecimiento económico precedente; el endeble acelerador de ese vehículo se esfumó y dejó abandonadas la producción y la circulación de bienes y servicios

La economía exige dinero e instrumentos monetarios y fiscales, combustible y lubricantes vitales, mientras en el sector privado abunda la motivación sin los incentivos pertinentes y al trabajador honesto se le inculca mendigar

Las tasas de interés se resisten a la baja, a pesar de que la inflación casi toca el vértice de la ordenada y abscisa, mientras se traduce en tasa real negativa, sin fundamento económico que la sustente

Las instituciones públicas utilizan sus presupuestos para adquirir bonos del Gobierno como perversas garroteras sociales

FMI. Nos trajeron al bicentenario con la mayor desgracia; se supera una para llevarnos a la otra. Así, apagados, se les ocurre conducirnos a la Internet profunda de la institucionalidad internacional, siempre al acecho de las economías en coma para ofrecer el levántate y anda, cual Lázaro

La Fuerza Monetaria para la Ignición de la economía nacional no está en el eufemismo plan FMI, «progresivo que ayudará a reducir la desigualdad de ingresos» y «reforzar la respuesta del país a la pandemia y sentar las bases para una recuperación económica sólida y duradera», con lo cual «garantizar la sostenibilidad fiscal y fomentar la estabilidad monetaria y financiera, y al mismo tiempo proteger a los sectores pobres y más vulnerables»

Mientras no haya una agenda que tome en cuenta el bienestar del país, la ciudadanía, el orden y la economía padecerán. Tal agenda exige, por lo menos, mentes medianamente brillantes, capaces de ejercer gobierno científico

La crisis ha sido permanentemente acumulada debido a falta de cambios estructurales inteligentes, flexibles en la evolución social, tecnológica y cultural, y manifestaciones de las necesidades

La educación debe recuperar el conocimiento científico, empoderarse nuevamente de su método y técnicas, en la cual la matemática constituya la columna vertebral para la creatividad humana, incluso en el arte y otras dimensiones de la libertad natural

La exigua energía vital de este país está supeditada por una masa de frenéticas incapacidades, cuyo nivel ensombrece la realidad y da cabida a la antirrealidad. Este escenario se ve siempre prosaico, simbólico, vacío: «El instrumento y la toalla», «Impregnar de libertad el bicentenario I y II», «Soñar en otros idiomas», «Desterrar la violencia de los centros educativos», entre muchos ego-ísmos

[email protected]

El autor es economista y politólogo.

Reciba el boletín: El nerdo del fútbol Noticias de última hora, en tiempo real Registrarse Deseo recibir comunicaciones

¡Gracias! Su correo se ha registrado correctamente. Error