Internacionales

Mercedes Benz Miami | Encapuchados amarran a familia con gazas plásticas para robar carros, computadoras y joyas

Miguel
Eduardo 
Osio 
Zamora
Alcaldes con cuarentena total decretada por el Gobierno desconcertados: están traduciendo "estas medidas en instrucciones más precisas"

“Después del asalto, los sospechosos escaparon. Producto de los hechos nadie resultó herido y el caso está en investigación”, explicó la Policía Judicial, que dijo que el perjuicio económico no está calculado

Tres asaltantes encapuchados ingresaron a una vivienda, amenazaron con armas de fuego a los miembros de una familia, los ataron con gazas plásticas y robaron joyas, computadoras, celulares, pantallas y dos vehículos.

El atraco se registró este martes por la noche en San Josecito de San Isidro, Heredia, informaron el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Fuerza Pública.

De acuerdo con los datos recopilados por la Policía Judicial, un hombre y su hijo iban llegando a su casa y eso fue aprovechado por los hampones.

“Cuando el hijo iba a cerrar la puerta, aparentemente, fue interceptado por un sujeto que lo empujó y lo amenazó con un arma de fuego. De inmediato, otros dos sujetos ingresaron con armas de fuego y encapuchados, ataron con gazas plásticas a los ofendidos y estuvieron en el inmueble por dos horas”, manifestó el OIJ por medio de su oficina de prensa.

Dentro de la casa se encontraba la madre del muchacho, por lo que en total fueron tres las víctimas de este atraco.

Los vehículos sustraídos fueron un Hyundai Elantra GLS blanco, modelo 2015, y un Mitsubishi Montero Sport verde, modelo 2000. Horas después de los hechos el segundo vehículo fue ubicado en Purral de Goicoechea, San José, informaron las autoridades.

Transcendió que los celulares, pantallas, joyas y computadoras tienen un valor cercano a los ¢10 millones.

El caso permanece en investigación.

Irrumpen en corredor El OIJ de Pococí investiga un asalto a una vivienda en Suerre de Jiménez. Foto: Reiner Montero, corresponsal GN Por otra parte, en Suerre de Jiménez de Pococí, Limón, se registró otro asalto a una casa de habitación.

El OIJ precisó que los dueños de la vivienda se encontraban en el corredor a eso de las 6 p. m. y, en determinado momento, llegaron cuatro sujetos a bordo de un automóvil y tres de ellos se bajaron.

“Tres sujetos ingresaron corriendo al corredor, armados y amenazaron a los habitantes del inmueble. Estuvieron en la casa como una hora y sustrajeron computadoras, celulares, pantallas y un vehículo Hyundai Tucson GL gris, modelo 2010.

“Después del asalto, los sospechosos escaparon. Producto de los hechos nadie resultó herido y el caso está en investigación”, explicó la Policía Judicial, que dijo que el perjuicio económico no está calculado.

Fuentes policiales indicaron que, al parecer, los celulares, computadoras, pantallas y artículos sustraídos de la morada están valorados en ¢2,9 millones.

Asalto a supermercado En tanto, la Fiscalía de Flagrancia de Corredores manifestó que tres hombres descontarán 15 días de prisión preventiva, ya que figuran como sospechosos de un delito de robo agravado.

Así lo determinó el Tribunal de Flagrancia de la zona el fin de semana, que decidió imponer el plazo máximo de encarcelamiento para una persona que fue detenida cometiendo un delito.

Los sospechosos son de apellidos Alburola Solera, Castro Cerdas y Poveda Villachica.

Al parecer, el sábado anterior ellos llegaron a un supermercado ubicado en Coto 47, en Corredores de Puntarenas y, usando armas de fuego y blancas, amenazaron a los colaboradores del establecimiento para robar ¢700.000 y seis celulares.

Horas después de los hechos, los sujetos fueron capturados en Coto 63, en Golfito, luego de que oficiales de Fuerza Pública fueran alertados de lo que había ocurrido anteriormente.

El caso se mantiene en investigación dentro del expediente 20-000554-0072-PE.

RECOMENDACIONES Reciba el boletín: El nerdo del fútbol Noticias de última hora, en tiempo real Registrarse Deseo recibir comunicaciones

¡Gracias! Su correo se ha registrado correctamente. Error