Uncategorized

Denuncian a una jueza por cajonear expediente y a otra por medida récord

Acusación de chicanas y coimas

“El juicio de nulidad ya dio vuelta a toda la 6ª Circunscripción Judicial del Alto Paraná, porque la abogada Paola Horita se pasó recusando a todos los magistrados y luego entró en el mandato como traficante de influencia la doctora Vilma Dias Oliveira, quien siguió con la serie de recusaciones”, afirmó el abogado Aníbal Agustín Gadea, quien representa a la familia Perier. “Nosotros siempre nos circunscribimos a lo que estipula la ley. Acá no se trata de quién es más mafioso, mis representados lo que hacen es trabajar. Usa y abusa de lo recaudado a través de apropiaciones, que hasta hoy ya recaudaron casi USD 5 millones”, agregó. En su denuncia por prevaricato y otros, presentada ante la Fiscalía por Federico Campos López Moreira, contra la jueza Alba Meza y otros, señala que la magistrada firmó en tiempo récord una medida cautelar de 18 páginas, 20 minutos después de recibir el pedido por parte de los abogados de la Fundación Francis Perier. En ese contexto pidió la investigación de las líneas telefónicas de los abogados Vilma Dias Oliveira, Paola Horita Nava, el comisario Sosa, marido de la jueza, el interventor Rosemar Alves de Lima y los oficiales de Justicia Edison Hortz y Rocío Miranda, quienes consumaron la usurpación y robo de granos de soja plantados, tratados y cuidados por otros. La jueza dictó la medida cautelar en conocimiento de que ya había otros juicios ordinarios promovidos sobre el caso y sin realizar las diligencias mínimas para corroborar los supuestos hechos que requerían la medida de urgencia, según el abogado, y agrega que la jueza no habría realizado los hechos a título gratuito.

Son denuncias presentadas en el marco de un litigio judicial que se inició en el año 2014 entre la Fundación Francis Perier y los herederos del fallecido médico veterinario de nacionalidad francesa, cuyo nombre lleva la institución. La disputa es por unas 1.798 hectáreas de tierras donde está asentada la estancia Kuñataî, en el distrito de Tavapy, Alto Paraná. En el caso, ambas partes se denuncian de hacer tráfico de influencias invocando a políticos. La abogada Vilma Dias Oliveira, en representación de la Fundación Francis Perier, denunció en el expediente judicial y ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados a la jueza en lo Civil y Comercial Maricel Meaurio por mal desempeño en sus funciones.

Mientras que el abogado Federico Campos López Moreira, defensor de Perier Escobar, denunció a la jueza Penal de Garantías, Alba Meza, interina del Juzgado Civil y Comercial de ferias de Hernandarias y otros, ante la Unidad de Delitos Económicos y Anticorrupción del Ministerio Público. La magistrada Maricel Meaurio habría incurrido en parcialidad manifiesta y falta grave en su función, al violar principios como de autoridad y legalidad de las formas, debido a que no reconoció la personería de ningún abogado de la fundación en 5 años, además de cajonear un expediente caducado en el que seguía firmando medidas cautelares y providencias hasta el 10 de febrero, según la denuncia.

La denuncia es contra Alba Meza y otros, por prevaricato grave, asociación criminal, tráfico de influencias, soborno, cohecho pasivo agravado, en los que habría incurrido al ordenar como medida cautelar el embargo preventivo de granos el 29 de enero pasado y la intervención judicial en la estancia Kuñataî, ubicada en el distrito de Tavapy, donde estaba la sede de la fundación.

La Fundación Francis Perier y los hijos del creador, encabezados por Luciano Esteban Perier Escobar, arrastran un conflicto desde el 2014 en el que entablaron varias acciones civiles y se realizaron denuncias penales sobre la finca 83, padrón 79 de Santa Rosa del Monday, hoy distrito de Monday. Los hijos quieren agregar la estancia Kuñataî a la sucesión como parte de la herencia.

La Fundación Perier fue creada por Francis Perier, con usufructo de los frutos de dicho inmueble hasta su muerte y con un testamento en el que desheredó a sus hijos, según los antecedentes. Los hijos de Perier sostienen que los supuestos miembros de la fundación le hicieron firmar a su padre un documento, aprovechándose de su estado senil, con intenciones de lucrar con los frutos de la estancia.

NULIDAD. El 22 de enero de 2014 se presenta Perier Escobar ante el Juzgado Civil y Comercial de Ciudad del Este, a cargo del juez Mario Aguayo, donde plantea la nulidad de un acto jurídico por fraude, bajo los argumentos ya señalados, contra la Fundación Francis Perier. Es apenas uno de los juicios iniciados por ambas partes, que también se denuncian constantemente ante la Fiscalía. Los abogados de la fundación también se presentaron en el juicio para contestar, pero en cinco años no se admitió la personería de la defensa, la abogada Paola Horita, mientras se siguen firmando providencias y medidas cautelares en el caso, según la abogada Dias de Oliveira.

El juez Aguayo recibió cinco urgimientos, pero no reconoció la personería hasta que el expediente pasó a su colega en lo Civil y Comercial, Maricel Meaurio, quien siguió escondiendo el expediente para favorecer al demandante, conforme al escrito. En su denuncia, Dias Oliveira hace notar a la magistrada que el juicio está viciado de caducidad, debido a que en los primeros seis meses no se habían realizado diligencias como la notificación a sus hermanas de la acción en calidad de litisconsorte necesarias y la citación a la Procuraduría. La diligencia se tramitó recién en un año y medio, más 15 días, tras haberse presentado la denuncia. Todo lo firmado posteriormente son nulos, sostiene.

La otra irregularidad denunciada es que Meaurio no solicitó al actuario para que informe sobre las actuaciones rendidas, a fin de constatar las irregularidades del proceso denunciado hace 1 año 3 meses por la abogada Vilma Dias Oliveira, quien pidió intervención y denunció la caducidad de instancia en el caso.

Acusación de chicanas y coimas

“El juicio de nulidad ya dio vuelta a toda la 6ª Circunscripción Judicial del Alto Paraná, porque la abogada Paola Horita se pasó recusando a todos los magistrados y luego entró en el mandato como traficante de influencia la doctora Vilma Dias Oliveira, quien siguió con la serie de recusaciones”, afirmó el abogado Aníbal Agustín Gadea, quien representa a la familia Perier. “Nosotros siempre nos circunscribimos a lo que estipula la ley. Acá no se trata de quién es más mafioso, mis representados lo que hacen es trabajar. Usa y abusa de lo recaudado a través de apropiaciones, que hasta hoy ya recaudaron casi USD 5 millones”, agregó. En su denuncia por prevaricato y otros, presentada ante la Fiscalía por Federico Campos López Moreira, contra la jueza Alba Meza y otros, señala que la magistrada firmó en tiempo récord una medida cautelar de 18 páginas, 20 minutos después de recibir el pedido por parte de los abogados de la Fundación Francis Perier. En ese contexto pidió la investigación de las líneas telefónicas de los abogados Vilma Dias Oliveira, Paola Horita Nava, el comisario Sosa, marido de la jueza, el interventor Rosemar Alves de Lima y los oficiales de Justicia Edison Hortz y Rocío Miranda, quienes consumaron la usurpación y robo de granos de soja plantados, tratados y cuidados por otros. La jueza dictó la medida cautelar en conocimiento de que ya había otros juicios ordinarios promovidos sobre el caso y sin realizar las diligencias mínimas para corroborar los supuestos hechos que requerían la medida de urgencia, según el abogado, y agrega que la jueza no habría realizado los hechos a título gratuito.