Política

El ‘make up’ está en boga en Ibarra

Russian, Model, Actress, Gigi
Todo lo que se decidió en la Asamblea de Dueños de la Liga MX

“Si se quiere maquillar un hombre, el precio es menor porque no requiere un maquillaje completo como en el caso de las mujeres”, explica Giler. (PTEG)  

CIFRA

3 escuelas de maquillaje profesional hay en Ibarra y han certificado a cerca de 90 personas. TOME NOTA

‘Make up’ es la palabra en inglés para referirse al maquillaje profesional. Esta profesión se diferencia del maquillaje normal porque se inicia desde cero y se explica por qué se usa determinada técnica y cuál es la mejor para cada rostro. 

Ibarra Estefanía Vallejo es comunicadora social de una institución pública y madre de familia. Entre sus actividades cotidianas de trabajo y hogar se dio un espacio para especializarse en maquillaje profesional.

Ahora, con un certificado validado por la Senescyt, ella puede ejercer una nueva profesión y combinarlo con sus otras labores.

“Siempre me gustó el mundo de los colores. El curso de maquillaje profesional fue una experiencia maravillosa, donde aprendí varias técnicas y estilos con el objetivo de que en un futuro pueda atender a mis clientas con un servicio perfecto, profesional y del que me sienta orgullosa. Lo más difícil fue el tiempo que tenía que dedicar al curso, pero sé que es una carrera que me ayudará a emprender”, mencionó.

Así como Estefanía, en el país se incrementa el número de mujeres que se suman a este oficio.

Andrea Giler, maestra de las maquilladoras profesionales, dice que en Ibarra son cerca de 90 mujeres las que se han certificado. “Ahora está en boga. Muchas personas quieren emprender en esto. Y la rama del maquillaje recién se está abriendo campo”.  

Inicios

Giler comenta que cuando inició con el maquillaje, hace siete años, solo atendía con citas y trabajaba a domicilio.

En el 2015 se puso un local, mientras esta profesión seguía ganando terreno, y hace un año ya graduó a su primera promoción. “Antes daban en los institutos la carrera de belleza, pero es aparte, porque nosotras solo damos clase de maquillaje profesional”.

La maestra señala, además, que ser madre fue uno de los puntos clave para decidirse a emprender. “Es un trabajo que te implica estar con tus hijos. Tú manejas tu tiempo. Por eso decidí dar las clases”.

Y este mensaje lo corrobora la comunicadora social Estefanía Reyes, quien opina que el ‘make up’ combina bien con las otras actividades diarias.

“Esto surge como una alternativa para las mujeres que estaban en la casa y no podían trabajar. Resulta como un emprendimiento, como una forma de liberación. Y también para las mujeres que se quieren ver bonitas. Ahora se ha vuelto, prácticamente, una mini industria”, dice Reyes.  

Costos

Para que una persona pueda acceder al curso de maquillaje profesional, debe cancelar primero la matrícula del instituto. Y, después, pagar las mensualidades, que van de 130 dólares a 250, dependiendo del centro de estudios.

“Es una carrera que sí es rentable y en la actualidad dura de cuatro a cinco meses”, comenta Giler.

Ella agrega que si una persona quiere ser maquillada, este proceso se demora desde 30 minutos hasta una hora y media.

El costo es de 25 dólares hasta 30, dependiendo las pestañas y otro tipo de servicios. Pero puede reducirse, dependiendo el cliente y lo que pida.

“Si se quiere maquillar un hombre, el precio es menor porque no requiere un maquillaje completo como en el caso de las mujeres”, explica Giler. (PTEG)  

CIFRA

3 escuelas de maquillaje profesional hay en Ibarra y han certificado a cerca de 90 personas. TOME NOTA

‘Make up’ es la palabra en inglés para referirse al maquillaje profesional. Esta profesión se diferencia del maquillaje normal porque se inicia desde cero y se explica por qué se usa determinada técnica y cuál es la mejor para cada rostro.